Skip to content
Abre la barra lateral de navegación del sitio
Go to GoCardless homepage
Tarifas
Iniciar sesiónRegistrarse

¿Qué tipos de transferencias bancarias existen?

Escrito por

Última ediciónoct 20223 min de lectura

Las transferencias bancarias son uno de los instrumentos de pago más utilizados por las empresas. Su finalidad es enviar una suma de dinero desde la cuenta del pagador (ordenante) a la del destinatario (beneficiario).

Hay muchos tipos de transferencias bancarias dependiendo de la inmediatez, el área geográfica o el método con el que se realiza la operación. Conocer cada tipo y sus características te ayudará a saber qué tipo de transferencia te conviene más usar en cada momento.

¿Cuántos tipos de transferencias bancarias hay?

Las transferencias bancarias se pueden clasificar en varios tipos dependiendo de los siguientes criterios.

Según el área geográfica

Dependen del país donde se encuentra la cuenta bancaria del destinatario.

  • Transferencias nacionales: son las que se realizan entre dos cuentas bancarias dentro del mismo país. Normalmente son gratuitas.

  • Transferencias internacionales dentro de la zona SEPA: se envían a una cuenta perteneciente a cualquiera de los países que forman parte de la zona SEPA, por lo que sus condiciones son similares a las transferencias nacionales.

  • Transferencias internacionales exteriores: son aquellas que se envían a un destinatario que se encuentra en un país fuera del territorio SEPA. Suelen requerir un cambio de divisa y tener comisiones más altas.

Según el plazo

Dependiendo de cuánto tarda en llegar una transferencia, encontramos los siguientes tipos. Conocer los plazos te servirá para estimar qué tipo de transferencia debes enviar cuando el tiempo apremia. 

  • Ordinarias: son las más habituales, con un plazo de entre 1 y 2 días hábiles para las transferencias nacionales y de la zona SEPA, y hasta un máximo de 5 días hábiles para las transferencias internacionales exteriores.

  • Inmediatas: las transferencias inmediatas son instantáneas y el dinero se ingresa en la cuenta del destinatario en solo unos segundos. La mayoría de los bancos las ofrecen a cambio de una comisión de entre 1 € y 6 € dependiendo del banco.

  • Urgentes: también conocidas como órdenes de movimientos de fondos (OMF).Se efectúan a través del Banco de España y se abonan en la cuenta destinataria en el mismo día, aunque tienen unas comisiones más caras.

Según la forma en que se ordenan

El modo en el que solicitas la operación a tu banco también puede influir en el coste del servicio. Estas son algunas formas de enviar una transferencia bancaria. 

  • En la sucursal del banco: si prefieres acudir en persona a la sucursal de tu banco para que gestionen la transferencia por ti, ten en cuenta que suele tener un coste de entre 1 € y 3 €.

  • En el cajero automático: los cajeros automáticos de los bancos también permiten enviar transferencias bancarias.

  • En la web del banco: es el método más cómodo, además de ser gratuito. 

  • En la app del móvil: es muy parecido a enviar una transferencia por internet, solo que utilizando la aplicación del banco instalada en tu móvil.

  • A través de Bizum: este servicio permite enviar y solicitar dinero a los contactos de tu móvil, sin necesidad de conocer el número IBAN del destinatario.

Según la frecuencia

¿Necesitas hacer un pago puntual o se va a repetir de forma recurrente? Dependiendo de si existe una relación con el destinatario, puedes hacer un solo pago o enviar dinero periódicamente.

  • Puntuales: es una transferencia que se ejecuta en el momento de la operación y no se vuelve a repetir.

  • Periódicas o automáticas: las transferencias periódicas se pueden programar para enviar el dinero en una fecha determinada o con la frecuencia que elijas: mensual, trimestral, anual, etc.

Domiciliar las transferencias bancarias

La domiciliación bancaria es una alternativa a las transferencias periódicas que resulta muy cómoda para las dos partes: tanto para el ordenante como para el destinatario.

Si utilizas las transferencias bancarias como método para pagar a tus proveedores, solo necesitas dar tu autorización para que pasen cargos periódicos a tu cuenta. Es una opción muy práctica para pagar los gastos recurrentes o los servicios que no tienen una frecuencia o un importe fijos, ya que te permite reducir el tiempo que pasas gestionando los pagos y modificando los importes de las transferencias periódicas.

¿Por qué no ahorrar tiempo y dinero también en la forma de cobrar tus facturas? Aprovecha las ventajas de la domiciliación bancaria y añádela también como método de pago para tu empresa. Descubre las ventajas de la domiciliación bancaria para pymes en nuestra guía sobre cómo hacer cobros por domiciliación bancaria.

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas reclamando el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido.

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.