Skip to content
Go to GoCardless homepage
TarifasDesarrolladores
Iniciar sesiónRegistrarse

Elige el mejor tipo de TPV para tu negocio

Escrito por

Última ediciónabr 20223 min de lectura

Gestionar tu propia empresa es mucho más fácil e intuitivo cuando sacas partido de las herramientas digitales que ofrece el mercado, como los terminales de punto de venta o TPV. Además de tener una gran idea de negocio y mucha dedicación, necesitas una plataforma donde poder gestionar las ventas y operaciones. Antes de decidirte por un TPV para tu empresa, te hablamos de los principales tipos de TPV que existen y cuáles son sus diferencias.

¿Qué es un TPV?

Un terminal de punto de venta o TPV es un sistema compuesto por un hardware y un software cuya función es procesar los pagos de los clientes. 

Tradicionalmente, el TPV solía ser una caja registradora física que solo aceptaba pagos en efectivo o con tarjetas de crédito desde el mostrador. En la actualidad, los software de TPV modernos permiten procesar pagos desde cualquier lugar utilizando el móvil o la tablet. Además, la mayoría de TPV ya aceptan una amplia selección de métodos de pago, incluidos los pagos sin contacto como Apple Pay y Google Pay.

¿Para qué sirve un TPV?

El TPV es el cerebro de un negocio. Es donde se gestiona el grueso de las operaciones diarias, como la facturación, el control del inventario, la gestión de los empleados, el envío de los pedidos y las relaciones con los clientes. Acertar en la elección del tipo de TPV más adecuado te ayudará a:

  • Ahorrar tiempo al aumentar la eficiencia de las operaciones

  • Mejorar la experiencia del cliente

  • Tomar decisiones más inteligentes gracias a los datos y análisis

  • Reducir los errores humanos y administrativos

  • Rentabilizar la inversión a largo plazo gracias al aumento de la productividad

¿Cuáles son los componentes de un TPV?

El software es uno de los principales componentes de un TPV. Consta de una interfaz de usuario para introducir los datos y un sistema de gestión para procesarlos, como por ejemplo:  

  • Gestión del inventario 

  • Gestión de las ventas 

  • Control de los pedidos

  • Administración de los empleados

  • Programas de fidelización de clientes

  • Campañas de marketing

  • Informes y análisis

La otra parte del sistema de TPV es el hardware, el dispositivo físico encargado de procesar las transacciones. Muchos tipos de TPV te permiten integrar otros periféricos, como pueden ser:

  • Escáner de código de barras

  • Cajón de efectivo

  • Impresora de recibos

  • Impresora de etiquetas

  • Terminal de pantalla táctil

  • Lector de tarjetas o datáfono

  • Balanza para pesar los artículos

Todos los TPV necesitan un software, pero no siempre hace falta el hardware. Por ejemplo, si tienes una tienda en línea, todas tus ventas se gestionan a través de internet, por lo que no necesitas un terminal físico para procesar los pagos. Por el contrario, en el caso de una cafetería, sí se necesitan una caja registradora y un lector de tarjetas de crédito.

Cómo elegir el mejor TPV para tu negocio

Si estás pensando en adquirir tu primer sistema de TPV o cambiar el que ya usas, debes tener en cuenta algunos aspectos, como el tamaño de tu negocio, cómo son las operaciones del día a día y cuáles van a ser tus necesidades a largo plazo. 

TPV fijo

Los terminales de punto de venta fijos son los que se suelen utilizar en el mostrador de un comercio. Aunque ya integran el hardware y el software, la mayoría siguen necesitando una conexión a internet para funcionar o usan un software en la nube. Algunos se venden como una solución «todo en uno» para comercios que incorpora periféricos como el escáner de códigos de barras y el cajón de efectivo. Los TPV orientados a la hostelería también pueden integrarse con una impresora para la cocina, tablets para recibir autopedidos o aplicaciones de pedidos a domicilio. 

Ejemplos de uso:

  • Bares, restaurantes y cafeterías

  • Comercios de ropa

  • Tiendas de comestibles

  • Papelerías y librerías

  • Tiendas de electrónica

  • Peluquerías

TPV móvil

Un TPV móvil es mucho más pequeño en tamaño pero igual de útil. Las soluciones de TPV para iPad y Android son cada vez más populares, ya que requieren una inversión inicial mínima y se pueden usar en una tableta que ya tengas. Esta es una opción ideal si no gestionas mucho inventario y, ante todo, necesitas mucha movilidad. La mayoría de TPV móviles se integran con otros periféricos compatibles, como un lector de códigos de barras, una impresora de recibos portátil o una caja registradora.

Ejemplos de uso:

  • Mercadillos y ferias

  • Puestos de comida

  • Quioscos

  • Chiringuitos

  • Servicios profesionales

TPV virtual

Los TPV virtuales son aplicaciones web que permiten que un ordenador, una tableta o un teléfono procesen los pagos con tarjeta a través de una pasarela de pago, sin necesidad de un datáfono o un hardware de TPV. Son muy útiles para los negocios que reciben pedidos por teléfono, correo electrónico o tiendas en línea; es decir, transacciones en las que el comprador no está presente. Después de introducir los datos de la tarjeta de crédito del cliente, la transacción se procesa a través de internet.

Ejemplos de uso:

  • Tiendas en línea

  • Trabajadores freelances

  • Servicios de comida para llevar

  • Negocios ambulantes

En resumen, existen varios tipos de TPV para las empresas, desde los que simplemente procesan los pagos móviles hasta los que permiten gestionar grandes negocios con varios canales de venta. Los sistemas de TPV han evolucionado en los últimos años hasta ofrecer opciones asequibles para las pequeñas empresas. Una vez que hayas definido tus necesidades y fijado tu presupuesto, podrás valorar cuál es el mejor tipo de TPV para tu negocio.

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas reclamando el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido. 

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.