Skip to content
Go to GoCardless homepage
TarifasDesarrolladores
Iniciar sesiónRegistrarse

Ventajas de recibir pagos con un TPV virtual

Última ediciónfeb 20223 min de lectura

Con el rapidísimo crecimiento del comercio electrónico, las tiendas en línea de todo el mundo se han visto en la necesidad de adoptar un método más seguro y estable para recibir los pagos en línea.

Si estás buscando una forma sencilla y segura de aceptar pagos a través de internet, utilizar un terminal de punto de venta virtual es una solución práctica que no requiere un gran desembolso. En este artículo te explicamos qué es un TPV virtual, cómo funciona, qué ventajas tiene y cómo contratar uno para tu negocio.

Qué es un TPV virtual

En términos sencillos, un terminal de punto de venta (TPV) virtual es una manera de procesar los pagos con tarjeta que tus clientes hacen en remoto a través de internet. 

Un terminal virtual es una pasarela de pagos en línea a la que se puede acceder desde cualquier ordenador, tableta o dispositivo móvil. Los negocios utilizan este terminal para recibir pagos con tarjeta a distancia de forma segura. Los TPV virtuales sirven para lo mismo que los datáfonos tradicionales, pero con la ventaja de que no necesitas que el cliente se encuentre físicamente en tu tienda a la hora de hacer el pago.

Tener un TPV virtual es un servicio esencial si quieres que la web de tu negocio deje de ser un escaparate y se convierta en una tienda en línea para vender tus productos y aceptar los pagos de tus clientes. 

Cómo funciona un TPV virtual

Un TPV virtual es un contrato con tu entidad bancaria para conectar su pasarela de pago con tu página web. El procedimiento para conectar la pasarela de pago dependerá de tu proveedor de servicios y de cómo esté desarrollada tu página web. Una vez hayas completado este paso, tu tienda en línea ya estará lista para recibir pagos a través de internet.

Cada vez que el cliente vaya a finalizar el checkout, será redirigido a la pasarela de pago. Tu tienda en línea facilitará al banco del cliente los datos de la operación, como el nombre de tu negocio, el importe total de la compra o la divisa. Después, el terminal virtual pedirá al cliente que introduzca los datos de su tarjeta de crédito o débito. 

Una vez confirmada la información, se iniciará un intercambio de datos entre la entidad financiera que emitió la tarjeta y tu banco para verificar una serie de elementos (como la solvencia y la validez de la tarjeta), todo esto en cuestión de segundos. Después, el banco solicitará a su cliente una autorización para realizar el cargo mediante una notificación o un código de seguridad enviado por SMS.

Qué ventajas tiene un TPV para mi negocio 

Los TPV virtuales ofrecen ciertas ventajas en comparación con las herramientas de pago tradicionales sin conexión, lo que los hace mucho más flexibles.

Cero mantenimiento y fallos

El TPV tradicional es un dispositivo físico que se puede averiar o romper por accidente. Por el contrario, un TPV virtual no está ligado a ningún dispositivo físico que corra el riesgo de estropearse. Además, el TPV virtual se actualiza constantemente, añadiendo nuevas funciones y mejorando para responder rápidamente a todas las solicitudes de pago.

Mayor variedad de opciones de pago

Hoy en día, vender a través de plataformas digitales exige ofrecer a tus clientes una gran variedad de opciones de pago para una experiencia de compra más cómoda. Los terminales de punto de venta virtuales te permiten aceptar pagos con todo tipo de tarjetas para facilitar el proceso de compra a los clientes y mejorar el ratio de conversión de tu página de pagos. 

Gestión de pagos a distancia

Una de las ventajas de las plataformas digitales es que están disponibles en todo momento, en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Los terminales de punto de venta virtuales tienen la gran ventaja de no requerir la presencia física del cliente en la tienda. 

Proceso de pago seguro

Los pagos mediante TPV virtual son más seguros que otros medios de pago tradicionales. La información de la tarjeta del cliente se encripta para reducir el riesgo de fraude durante el intercambio de información entre los bancos. Además, como el cobro es instantáneo cuando detecta que hay dinero suficiente en la cuenta del cliente, evitarás el problema de los clientes morosos.

Cómo contratar un TPV virtual

Como te adelantamos antes, para contratar un TPV virtual necesitas tener una cuenta con el banco al que vayas a solicitar el servicio.

Debes saber que el coste de tener un TPV virtual para tu tienda en línea no es gratuito, sino que conlleva unos gastos y comisiones. Cada banco tiene unas condiciones y tarifas distintas, aunque algunos, como Santander, Sabadell o BBVA, ofrecen una tarifa plana mensual para simplificar los costes.

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas reclamando el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido.

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.