Skip to content
Go to GoCardless homepage
TarifasDesarrolladores
Iniciar sesiónRegistrarse

Qué es un cheque electrónico o eCheq

Escrito por

Última edicióndic 20213 min de lectura

El mundo se está digitalizando a gran velocidad. Junto con otros modos de pago digitales en evolución, los pagos con cheques electrónicos o eCheq han facilitado más que nunca las transacciones en línea para los negocios. 

A pesar de ser un método de pago extremadamente seguro, muchas empresas prefieren continuar usando otros métodos más tradicionales. Si tampoco te resulta familiar o cómoda la idea de pagar mediante un cheque electrónico, te explicamos qué es un eCheq y cómo funciona.

Qué es un eCheq o cheque electrónico

En pocas palabras, un eCheq es la representación electrónica o digital del tradicional cheque de papel. En Estados Unidos funciona mediante la red de Cámara de Compensación Automatizada (ACH por sus siglas en inglés).

Las principales pasarelas de pago ya ofrecen el servicio de pago con cheque electrónico a sus clientes. Contra lo que pueda parecer, es uno de los métodos de pago en línea más seguros y económicos, además de que permite ahorrar mucho tiempo tanto al beneficiario como al cliente.

Características del eCheq

El eCheq es la solución perfecta para las empresas más actuales que ha sustituido al procesamiento de cheques en papel. Funciona para todo tipo de clientes bancarios, ya sean pequeñas y medianas empresas o compañías a gran escala.

Los eCheq son digitales, suponiendo un importante ahorro en papel, ya que la confirmación electrónica instantánea del pago se envía por correo electrónico o en un archivo PDF fácil de guardar. 

Cada vez son menos los consumidores que extienden cheques en papel para las compras cotidianas o los gastos del hogar y prefieren la comodidad de los cheques y órdenes de pago electrónicas. Además, los pagos mediante eCheq ofrecen la ventaja de que también pueden programarse para efectuar pagos recurrentes.

Cómo funcionan los pagos mediante eCheq

Al igual que un cheque en papel, un eCheq sirve como comprobante de una transferencia de dinero de una cuenta bancaria a otra. Eso sí, el proceso es mucho más eficiente que con un cheque en papel, ya que todo se tramita electrónicamente. Hay varios pasos para procesar un cheque electrónico:

Autorización del pago

En este paso, el beneficiario recibe la autorización del cliente confirmando la transacción. El pago puede autorizarse haciendo clic en un botón, rellenando un contrato o formulario en línea o incluso por teléfono. Por seguridad, los pagos solo se liquidan si existe una autorización previa del cliente.

Introducción de la información del pago en el sistema

Una vez que el cliente autoriza el pago, el beneficiario introduce la información del pago en su software de procesamiento de pagos en línea. Puede configurar un pago único o recurrente.

En esta etapa del proceso, el beneficiario (de forma manual) o su software de pago da el visto bueno a la transacción. Esta se inicia a través del sistema ACH y el dinero se transfiere de la cuenta del cliente a la del beneficiario.

Confirmación del pago

Llegados a este punto, los fondos ya se han retirado de la cuenta del cliente y se han depositado en la cuenta del beneficiario. Dependiendo del sistema de procesamiento de pagos, la transacción puede tardar varios días en reflejarse. Cuando el pago se efectúa con éxito, ambas partes reciben una notificación por correo electrónico.

Ventajas de pagar con eCheq

En comparación con los tradicionales cheques en papel, los eCheq presentan múltiples ventajas:

  1. Rapidez y eficiencia. Los cheques electrónicos son más rápidos en procesarse que los cheques de papel. Además de producirse instantáneamente de forma digital, no requieren el tiempo de desplazamiento para depositarlos en el banco.

  2. Respetuoso con el medioambiente. Los eCheq no se imprimen en papel, por lo que no dejan huella de carbono y se consideran la opción más ecológica.

  3. Protección contra el fraude. Los cheques de papel se suelen enviar por mensajería, exponiéndolos así a posibles robos o pérdidas. Con los cheques electrónicos, las medidas de verificación y seguridad se aplican virtualmente, por lo que son más difíciles de interceptar.

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas insistiendo en el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido.

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.