Skip to content
Abre la barra lateral de navegación del sitio
Go to GoCardless homepage
Tarifas
Iniciar sesiónRegistrarse

Diferencia entre giro bancario y transferencia

Escrito por

Última ediciónabr 20223 min de lectura

Tenemos varias opciones a la hora de enviar dinero a otra persona. Sin duda, el método de pago más utilizado es la transferencia bancaria, aunque también tenemos a disposición otras modalidades en función de las circunstancias y de las necesidades de nuestro negocio.

En este artículo analizaremos las diferencias entre giro y transferencia bancaria con el fin de proporcionarte las claves necesarias para decidir cuál es la mejor opción para tu empresa.

Qué es una transferencia bancaria

Una transferencia bancaria es una operación que consiste en transferir dinero de una cuenta a otra. Se realiza a la orden de una persona física o jurídica desde su cuenta bancaria a la cuenta del beneficiario.

Una transferencia bancaria puede ser interna o externa, dependiendo de si la transacción se efectúa entre la misma entidad o entre dos bancos diferentes; por lo tanto, en el primer caso se trata de una transferencia interna y en el segundo, de una transferencia externa.

Asimismo, las transferencias se clasifican en nacionales, internacionales SEPA e internacionales fuera de SEPA.

Las transferencias nacionales se llevan a cabo a través de uno o dos bancos ubicados en el mismo país. Las transferencias internacionales, en cambio, se diferencian entre SEPA y fuera de SEPA, dependiendo de si las operaciones se llevan a cabo entre países de la zona euro o no. En este último caso, los bancos utilizan la red SWIFT para efectuarlas.

Requisitos para efectuar una transferencia bancaria

Para entender mejor la diferencia entre giro y transferencia, hay que centrarse en cómo funcionan.

Para efectuar una transferencia serán necesarios los siguientes datos:

  • Nombre del titular de la cuenta

  • País y dirección de residencia

  • Número de cuenta

  • Código Swift/Bic del banco de destino

  • Concepto

  • Importe y divisa

El funcionamiento de una transferencia bancaria es bastante sencillo. Después de recibir la orden de transferencia por parte del cliente, el banco emisor efectúa un apunte contable interno y quita el dinero de la cuenta de origen para transferirlo a la cuenta de destino. 

En el caso de las transferencias nacionales, el proceso varía ya que entra en juego el Banco de España que realizará el apunte contable en la cuenta del banco de destino.

Qué es un giro bancario

Se trata de un método que no es tan conocido, pero presenta la ventaja de que los fondos están garantizados. Se conoce también como cheque de caja y consiste en enviar dinero a otra persona o empresa a través de un cheque emitido por el banco, y que contiene los datos del emisor, del receptor y de la cuenta bancaria de destino.

Es un método que puede revelarse útil para particulares y empresas del sector de la importación y de la exportación, y que necesitan efectuar pagos de forma segura sin tener que utilizar dinero en efectivo.

Una de las principales diferencias entre giros y transferencias es que los primeros han de efectuarse acudiendo a la sucursal y utilizando una herramienta de pago, el cheque. Además, requieren un mayor número de pasos y medidas de seguridad que veremos a continuación.

Cómo funciona un giro bancario

El proceso para efectuar un giro bancario es algo más complejo si lo comparamos a una transferencia tradicional.

La entidad bancaria recibe del cliente un mandato de pago en el que se solicita el envío de una cantidad de dinero en la cuenta del destinatario. Para eso, habrá que entregarle al banco un documento que refleja la siguiente información:

  • El nombre del banco emisor del giro bancario

  • Los datos de la persona que envía el pago y los del destinatario

  • El importe a enviar

  • El banco en el que se realizará el cobro del giro bancario

Una vez que el banco emisor haya emitido el giro, el exportador envía el giro emitido por el banco para que el importador pueda solicitar el cobro y enviar el dinero al usuario.

La ventaja del giro bancario es que garantiza un cobro seguro y evita el uso de dinero en efectivo.

Giros y transferencias: ¿cuál es la mejor opción para tu empresa?

Giro o transferencia: ¿qué opción conviene más?

Para poder tomar una decisión, deberás evaluar cuatro aspectos fundamentales: coste, velocidad de recibo, límite y seguridad.

Ambos métodos pueden suponer un coste, tanto por parte del emisor como del receptor. Sin embargo, un giro será mucho más barato que una transferencia internacional.

En cuanto a la rapidez de envío, un giro bancario tardará más en llegar ya que hay que acudir personalmente a la sucursal para solicitarlo, mientras que las transferencias bancarias tienen un plazo de recepción establecido y suelen tardar unas 24 horas aunque, en algunos casos, pueden ser inmediatas.

Otra diferencia la encontramos en el límite de dinero que es posible enviar: los giros se utilizan para transacciones pequeñas, mientras que las transferencias permiten enviar cantidades mayores. En España, es posible enviar hasta 10.000 EUR sin necesidad de declarar.

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas insistiendo en el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido. 

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.