Skip to content
Abre la barra lateral de navegación del sitio
Go to GoCardless homepage
Tarifas
Iniciar sesiónRegistrarse

Cómo reducir la devolución de recibos domiciliados de tus clientes

Escrito por

Última ediciónjul 20223 min de lectura

Prácticamente todo el mundo tiene domiciliado algún recibo. Para los comerciantes, la domiciliación bancaria es una herramienta que facilita a los clientes la posibilidad de pagar cómodamente y, además, evita los posibles retrasos y errores en el pago de las facturas. Ciertos tipos de negocios, como los gimnasios y clubes deportivos, son los que más pueden aprovechar las ventajas de cobrar las cuotas mensuales por domiciliación bancaria.

Pese a sus beneficios, a veces puedes encontrarte con que un cliente ha devuelto su recibo domiciliado por diferentes motivos. En este artículo repasamos cómo funciona la devolución de recibos, cuáles son los plazos de devolución, y te damos algunos consejos para reducir los recibos devueltos.

Razones para cobrar tus facturas por domiciliación bancaria

Son muchos los beneficios de pasar a tus clientes a la domiciliación bancaria, como automatizar los cobros y la conciliación bancaria para minimizar los errores humanos, o tener un mejor control del estado de los cobros pendientes.

Si tu modelo de negocio se basa en suscripciones, implementar este método de pago beneficiará tanto a tu empresa como a tus clientes. Para ti, supondrá un ahorro del tiempo que dedicas a las gestiones administrativas; para tus clientes, ayuda a evitar las interrupciones del servicio provocadas por los despistes y retrasos en el pago.

¿Los clientes pueden devolver los recibos domiciliados?

Con la domiciliación bancaria SEPA, los clientes de la zona única de pagos en euros pueden domiciliar sus recibos de forma cómoda y segura, gracias a la encriptación de sus datos bancarios. Además, la normativa también les protege ante posibles cargos fraudulentos, permitiéndoles devolver los recibos cuando se haga por una causa justificada:

  • Si encuentran errores en el importe de la operación de pago.

  • Si una compañía sigue cobrando por un servicio que ya no está contratado.

  • Si la cuenta donde se cobra el pago está en números rojos.

  • Si no hay un mandato firmado que autorice los cobros.

Ten en cuenta que los recibos no se pueden devolver en cualquier momento. Como veremos a continuación, existen unos plazos máximos de devolución dependiendo del tipo de cliente (por ejemplo, si es un particular o una empresa). 

¿Cuánto tiempo hay para devolver un recibo domiciliado?

El plazo para devolver un recibo SEPA varía en función del tipo de esquema SEPA que se utilice, que puede ser SEPA Core o B2B. Recuerda que, tanto si tus clientes son particulares, autónomos o empresas, siempre es obligatorio contar con su autorización en forma de un mandato de adeudo directo SEPA antes de poder retirar fondos de su cuenta.

En el caso de los recibos SEPA B2B entre empresas, los plazos son muy sencillos:

  • El cliente no puede devolver los recibos si existe un mandato firmado autorizando los cobros.

  • Las operaciones no autorizadas tienen un plazo de devolución de 13 meses.

  • El banco tiene 2 días para devolver los recibos domiciliados.

En cuanto a los recibos SEPA Core, hay más flexibilidad:

  • Si no hay un mandato firmado que autorice los cobros, o si este se declara no válido, el plazo para devolver los recibos es de 13 meses.

  • En el caso de que los cobros sí estén autorizados en un mandato debidamente firmado, el cliente tiene 8 semanas para devolver los recibos domiciliados por una causa justificada.

  • El banco del cliente puede devolver un recibo bancario en los 5 días posteriores al cobro (por ejemplo, si no hay suficiente saldo en la cuenta).

Consejos para reducir la devolución de los recibos domiciliados con GoCardless

Si cobras a tus clientes por domiciliación bancaria y te preocupa que devuelvan los recibos, además de los gastos de gestión que eso conlleva, te proponemos algunos consejos para reducir las devoluciones de recibos domiciliados.

Envía los mandatos de adeudo directo SEPA a los clientes

Asegúrate siempre de que los clientes firman la orden de domiciliación que te autoriza a efectuar cobros en su cuenta bancaria. GoCardless envía a los clientes un mandato digital para que te permitan hacer cargos en su cuenta sin las molestias de tener que imprimir, firmar y escanear un mandato en papel.

Conserva los mandatos originales

Una vez recibas la autorización firmada electrónicamente, debes conservar el mandato firmado por el cliente durante al menos los 36 meses siguientes al último cobro. Puedes almacenarlos en papel o en formato digital. Con GoCardless ahorras tiempo y espacio, ya que nos encargamos de gestionar los mandatos electrónicamente en nuestro servidor.

No dejes que los mandatos caduquen

Los mandatos de adeudo directo no tienen una validez ilimitada. Si tu cliente te autoriza a hacer cobros en su cuenta bancaria, pero pasan 36 meses desde el último cobro (por ejemplo, por la cancelación temporal del servicio), se considera que el mandato está caducado y debes solicitar una autorización nueva. GoCardless se comunica automáticamente con los bancos y te informa en todo momento del estado de los cobros desde el panel de control. 

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas reclamando el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido.

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.