Skip to content
Go to GoCardless homepage
TarifasDesarrolladores
Iniciar sesiónRegistrarse

Facturación recurrente para tu empresa

Qué es la facturación recurrente y qué ventajas tiene para tu empresa

La facturación recurrente es un modelo que utilizan aquellas empresas que prestan los mismos servicios a los mismos clientes de manera regular. Más concretamente, consiste en enviar la misma factura al mismo cliente, con el mismo importe y servicio, durante el periodo de tiempo acordado entre proveedor de servicio y el consumidor.

Los servicios más comunes por los que se emplea este tipo de modelo son consultorías, suscripciones, servicios de gestión y asesorías para autónomos y pymes, servicios de internet y telefonía, mantenimiento de páginas web y servicios de marketing, entre otros.

Cada empresa tiene una actividad diferente, por lo que la creación y emisión de facturas puede ser semanal, mensual, trimestral, semestral o anual.

Las ventajas de la facturación recurrente

El envío de facturas periódicas recurrente posee diferentes ventajas, no solo para el negocio, sino también para los clientes.

Por un lado, el cliente se queda más tranquilo ya que es un sistema sencillo y conveniente que permite evitar posibles errores. Además, permite al cliente organizar todos sus pagos con antelación. Por otro lado, la empresa se ahorra tiempo al no tener que estar copiando y pegando datos de la factura del mes anterior, solo que cambiando la fecha.

Otra gran ventaja de la facturación recurrente es que se evita el problema de la falta de liquidez. Cuanto antes se envíe la factura, antes pagará el cliente; de este modo, se evitarán retrasos en los pagos.

Si utilizas un sistema para el cobro de facturas y para la gestión de la contabilidad, este modelo puede serte de utilidad a la hora de predecir los ingresos porque permite un mayor control del flujo de caja y tomar decisiones financieras más informadas que se basan en datos seguros.

Por último, el tiempo que se ahorra en crear una factura se puede dedicar a tareas más productivas para el negocio. A nadie le gustan las tareas repetitivas, pero gracias a la facturación recurrente puedes olvidarte de ellas y aumentar la productividad. 

¿Cómo se hace una factura recurrente?

Para crear una factura de este tipo, es necesario contar con una herramienta especializada para la gestión de pagos y cobros recurrentes.

Normalmente, el funcionamiento básico es el mismo y, además, debido a que se utilizan cada vez más, no suponen una gran inversión.

El sistema de creación de facturas es sencillo e intuitivo. Lo único que hay que hacer es rellenar los datos del cliente, introducir un concepto con la descripción del servicio y el importe. A continuación, habrá que modificar la periodicidad en la configuración de la factura y elegir la fecha en la que se emitirá y se enviará al cliente.

Las desventajas de las facturas periódicas

A pesar de lo versátil que es la facturación recurrente, hay algunos aspectos que habrá que tener en cuenta ya que no siempre será una buena solución para tu negocio. En algunas ocasiones, podría dar lugar a inconvenientes, a no ser que hayas firmado un contrato.

Solo recurre a la facturación periódica cuando haya un contrato de por medio y sepas con seguridad cuánto tiempo el cliente permanecerá contigo.

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas insistiendo en el cobro de tus facturas pendientes. 

Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido.

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.