Cómo el open banking ayudará al sector energético

En GoCardless, utilizamos el open banking como plataforma para mejorar los pagos a nuestros clientes y en este post, vamos a ver cómo su uso podría afectar a las empresas energéticas y a sus clientes.


En las últimas semanas, hemos hablado con empresas de suministro energético que sienten curiosidad por el open banking y sus implicaciones para el sector. En GoCardless, utilizamos el open banking como plataforma para mejorar los pagos a nuestros clientes y en este post, vamos a ver cómo su uso podría afectar a las empresas energéticas y a sus clientes.

¿Qué es el open banking?

Surge a partir de la normativa, Payment Service Directive 2, que otorga a terceras empresas el acceso a los datos que normalmente posee la banca de sus clientes.

Esta nueva normativa requiere que los bancos creen APIs que permita el acceso a terceras empresas (como GoCardless) a las cuentas de sus clientes, a través de dos nuevos tipos de servicios:

  • Servicios de información de cuenta (AISP en inglés): una vez autorizado por el cliente, podrán acceder a sus cuentas y tendrán una visión global sobre su situación financiera, como el saldo actual o el historial de transacciones.
  • Servicios de iniciación de Pagos (PISP en inglés): con el consentimiento del cliente, podrán acceder a su cuenta para iniciar la transferencia de fondos en su nombre casi en tiempo real. Esto representa una forma alternativa de pagar, evitando la necesidad de tarjetas de crédito o débito.

Estos servicios aún no se usan de forma extendía en España, pero sí en otros países de Europa.

Pero ¿Qué significa esto para el sector energético?

Identificar y ayudar a los clientes vulnerables.

En este sector, identificar y gestionar financieramente a los clientes vulnerables es un reto. Cuando tienen dificultades financieras, corren el riesgo de tener que hacer frente a pagos fallidos, que pueden hacer que la situación empeore, mientras que los proveedores acumularán una deuda incobrable, dedicando mucho tiempo a estos casos.

Imagina un mundo donde las empresas puedan identificar a los clientes más vulnerables en tiempo real, asegurándose que éstos nunca puedan incurrir en cargos por pagos fallidos; donde puedan estar en contacto proactivamente con sus clientes como cuando surgen problemas, por ejemplo, en el retraso del pago mensual por tercera vez. Este es el futuro que puede crearse gracias al open banking.

Obteniendo información bancaria del cliente a través de los AISP, las compañías de energía podrían identificar y gestionar a los clientes más vulnerables. Dicho de otra manera, sabrán si un pago puede convertirse en fallido antes de iniciarlo. Esto permite prevenir estos pagos y los cargos innecesarios a clientes, y, por supuesto, reducir el tiempo dedicado a la gestión.

Pero, los clientes tienen la opción de elegir. Aquí tienes un ejemplo de cómo podría funcionar:

  • Al registrarse, un cliente opta por protegerse contra los cargos bancarios asociados con los pagos fallidos, dando acceso al proveedor a la información de su cuenta.
  • Los AISP comprueban el balance del cliente para saber si un pago puede ser fallido o no.
  • Las reglas de pago están configuradas para iniciar el pago solo cuando hay fondos suficientes en la cuenta de un cliente.
  • Si no hay fondos, el pago se retrasa y después de un periodo de tiempo establecido se genera una incidencia para cambiar los términos de pago y adaptarse a las nuevas circunstancias del cliente.

Este tipo de flujo de trabajo habilitado para el open banking podría ayudar a reducir las deudas incobrables y el volumen de llamadas al servicio de atención al cliente, al tiempo que se mejora la experiencia del cliente.

Reducir el fraude

El open banking también mejora la seguridad de los pagos para las compañías de energía. Sus APIs autentificarán a los pagadores de un modo más seguro, cuando ellos ya están realizando pagos. Este nuevo proceso de autentificación incluirá el uso de dos de estos tres elementos por parte del pagador:

  • Algo que conocen: una contraseña o un dato que recuerden.
  • Algo personal: una huella dactilar o el reconocimiento facial.
  • Algo que poseen: un teléfono móvil utilizado para la tradicional autentificación vía SMS.

Esto permitirá a las empresas estar seguros de que el cliente tiene acceso a la cuenta bancaria con la que está pagando, y no está firmando con información obtenida de forma fraudulenta.

En el futuro, esperamos que los bancos puedan validar los datos del cliente a través del open banking, que permitirá a los proveedores comprobar sus datos con los de suministro, cerrando otra ventana al fraude.

Evitar el pago con tarjeta

Después de sus primeros cientos de clientes, la mayoría de las empresas piensan en ofrecer formas de pago adicionales como, por ejemplo, las tarjetas, para permitirles hacer pagos en tiempo real, en caso de que alguna vez se retrasen en su calendario de pagos.

Los beneficios de utilizar las tarjetas, y la razón por la que son tan populares hoy en día es doble:

  • Pueden autentificar al cliente de forma relativamente segura, desde la más remota localización.
  • Pueden comprobar balances y procesar pagos casi a tiempo real.

Con el open banking, las compañías podrán hacer las dos acciones a través de las nuevas APIs de los bancos, lo que posiblemente sea mucho más seguro que el uso de tarjetas. El beneficio añadido aquí es que las compañías evitarán costosas redes de tarjetas y no necesitarán pagar fees a VISA, Mastercard o Amex, ni otro tipo tarifas por el procesamiento de las tarjetas.

Con menos intermediarios el proceso de pago, las empresas podrán transferir este ahorro a los clientes o reinvertirlo en su negocio.

¿Qué es lo próximo?

Aunque el open banking empezó oficialmente el 13 de enero, la mayoría de los bancos están todavía en proceso de testar estos servicios. El periodo de transición es de 18 meses, por lo que el plazo para adaptarse a la PSD2 finalizará a mediados de 2019.

Al ser servicios que requieren elección, es muy probable que el comienzo sea lento hasta que los clientes confíen en ellos. Las compañías que se conviertan en early adopters de la tecnología del open banking, y que se comuniquen efectivamente e incentiven a los clientes de manera correcta, conseguirán una significante ventaja competitiva.

Si eres un proveedor de servicios y quieres saber más sobre qué hace GoCardless en este sector, estamos en contacto.

Los últimos consejos de nuestros expertos

Cómo el open banking ayudará al sector energético

En GoCardless, utilizamos el open banking como plataforma para mejorar los pagos a nuestros clientes y en este post, vamos a ver cómo su uso podría afectar a las empresas energéticas y a sus clientes.

e-Guía gratuita: El éxito de SaaS en el ciclo de vida del cliente

Hemos preguntado a algunos de más famosos emprendedores de empresas B2B del mundo SaaS cómo han crecido, cómo han conseguido mejorar la experiencia de cliente, y por supuesto, cómo han logrado optimizar cada fase. Aquí encontrarás sus respuestas.

¿Se están perdiendo las empresas todo el poder de la tecnología SaaS?

Las herramientas SaaS (Software-as-a-Service) son el motor que impulsa la industria de computación en la nube. No es de extrañar que tantas empresas hayan empezado a utilizar a este tipo de tecnología externa teniendo en cuenta el ahorro que supone, la facilidad de implementación, y la flexibilidad que ofrece.

Visualiza todos los consejos


Nuestras guías

información detallada sobre la Domiciliación Bancaria o Adeudo Directo SEPA