Skip to content
Abre la barra lateral de navegación del sitio
Go to GoCardless homepage
Tarifas
Iniciar sesiónRegistrarse

Factoring: qué es, tipos y ventajas

Escrito por

Última ediciónnov 20223 min de lectura

La financiación es una pieza fundamental para el buen funcionamiento de cualquier negocio y saber qué opciones se adecúan mejor a nuestra empresa es esencial en un panorama cada vez más diverso. Por eso, en este artículo, te presentamos el factoring (o “factoraje” en español) un mecanismo de financiación a corto plazo muy útil para desarrollar tu negocio. Te explicamos qué es el factoring, qué tipos existen y sus ventajas.

¿Qué es el factoring?

En pocas palabras, el factoring es un mecanismo de financiación en el que la entidad financiera adelanta el cobro de las facturas de la empresa contratante. Es decir, la empresa financiera se ocupa del pago de las facturas de la empresa solicitante dentro de un plazo estipulado.

Este mecanismo no se reduce a un simple adelanto del cobro de facturas, sino que lleva aparejado una serie de servicios adicionales como gestión de facturas, estudios de solvencia o asesoramiento comercial.

Es importante no confundir el factoring con el confirming, ya que este último gestiona los pagos, no los cobros, y permite que las empresas solicitantes gestionen por adelantado los pagos a sus proveedores.

¿Qué tipos de factoring hay?

Existen diferentes modalidades de factoring:

  • Factoring sin recurso: la entidad financiera asume el riesgo de impago por parte de los proveedores del cliente. Esta es la modalidad más extendida y también la más beneficiosa para la empresa contratante, ya que queda libre de este riesgo.

  • Factoring con recurso: en esta modalidad, es la empresa solicitante la que asume el riesgo de impago y queda como única responsable para hacer frente a la deuda.

  • Factoring con notificación: la entidad financiera notifica al pagador que la factura le ha sido cedida, y que, por lo tanto, el deudor está obligado a pagar a la entidad según los términos acordados.

  • Factoring sin notificación: el pagador no recibe notificación de que la factura se ha cedido a una entidad financiera, por lo que el deudor pagará a la empresa solicitante.

  • Factoringde agencia: la empresa solicitante actúa como agente de cobro de la entidad financiera, y debe remitirle los fondos que reciba de los pagadores. Esta opción es compatible con las modalidades anteriores.

  • Factoring con/sin globalidad: en el caso del factoring con globalidad, el servicio abarca el total de las facturas que las empresa solicitante emite a uno o varios clientes. En el caso del factoring sin globalidad, el servicio abarca solo una parte de las facturas que la empresa solicitante emite a uno o varios clientes.

  • Factoring secreto: si la empresa solicitante del servicio no desea perder credibilidad ante sus clientes, se mantiene en el anonimato a la empresa que solicita el cobro de las facturas.

¿Qué ventajas tiene el factoring?

Te contamos las ventajas de contratar un servicio de factoring:

  • El proceso de pago de los proveedores a una empresa suele ser largo, y en ocasiones se alarga más allá del límite de la legalidad. Por eso, contratar un servicio de factoring permite disfrutar de liquidez casi de inmediato, algo especialmente útil si la empresa necesita rápidamente la liquidez que proviene del cobro de las facturas.

  • El factoring no genera deuda, ya que consiste en un intercambio de derechos de cobro y no de un mecanismo de endeudamiento. Por eso, este servicio no figurará como tal en el estudio de solvencia de la empresa contratante en caso de que desee solicitar un préstamo. 

  • Al contratar los servicios de factoring, la entidad financiera asume la gestión de las facturas, por lo que la empresa podrá destinar menos recursos a ese propósito.

  • De manera similar, la solicitud de servicios de factoring suele conllevar un estudio de solvencia de la empresa contratante, por lo que esta se beneficiará de un servicio de asesoramiento financiero y comercial no solo de sus propios negocios, sino también de sus proveedores.

¿Qué desventajas puede tener el factoring?

Como no todo pueden ser ventajas, enumeramos a continuación las desventajas que puede tener el factoring:

  • Las entidades financieras que ofrecen factoring suelen cobrar comisiones elevadas por este servicio, en función del crédito solicitado. Aparte de comisiones por operación, la entidad puede cobrar otro tipo de comisiones por otro tipo de gestiones o por vencimiento del crédito.

  • Como hemos comentado en apartados anteriores, si se contrata un servicio de factoring con recurso, es la empresa solicitante la que asume el riesgo de impago y queda como única responsable para hacer frente a la deuda. En este caso, y debido a las comisiones, es probable que la empresa contratante termine perdiendo dinero.

  • En el factoring sin recurso, al asumir la entidad financiera el riesgo de impago, es posible que se pidan garantías adicionales.

  • Solicitar un servicio de factoring puede afectar a la imagen de una empresa, ya que puede dar a entender a sus proveedores que no es estable. Una solución, en este caso, sería recurrir al factoring secreto.

Siempre a tu disposición

En GoCardless, sabemos que la contabilidad puede ser un auténtico quebradero de cabeza para los pequeños empresarios. Por eso, ponemos a tu alcance herramientas para agilizar procesos y que tengas más tiempo para lo más importante: seguir expandiendo tu negocio. Te ayudamos a gestionar tus cobros recurrentes y a agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas dedicando al cobro de tus facturas pendientes. También te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido. ¿Alguna duda? Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.