Skip to content
Abre la barra lateral de navegación del sitio
Go to GoCardless homepage
Tarifas
Iniciar sesiónRegistrarse

Abrir tienda online sin ser autónomo

Escrito por

Última ediciónnov 20223 min de lectura

La revolución digital está transformando el mundo laboral, sobre todo nuestra manera de emprender. Si hasta hace tan solo unos años los emprendedores se lanzaban en el desarrollo de ideas de negocios físicos, hoy en día —y más aún tras la crisis provocada por la Covid-19— el número de tiendas en línea ha aumentado de forma exponencial.

Según los últimos datos disponibles, la facturación del comercio electrónico en España aumentó un 9,3% interanual en el cuarto trimestre de 2020, hasta alcanzar los 14.613 millones de euros.

Dar el salto y decidir emprender es una decisión importante ya que darse de alta como autónomo implica ciertos gastos y trabajo duro, sobre todo durante los primeros meses. Los nuevos emprendedores se preguntan lo mismo: “¿Puedo lanzar un negocio online sin ser autónomo?”

En este artículo, analizaremos tres posibles casos y contestaremos a esta pregunta.

Vender por internet sin ser autónomo: ¿qué dice la ley?

La actual legislación y el estatuto del autónomo afirman que cualquier sujeto que decida vender productos o servicios como actividad habitual deberá darse de alta tanto en Hacienda como en la Seguridad Social, independientemente de los ingresos que genere. Algunos emprendedores eligen darse de alta en Hacienda pero no en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), sin embargo, corren el riesgo de recibir inspecciones puesto que, al darte de alta, la Seguridad Social buscará tu inscripción para cobrarte mensualmente la cuota de autónomo.

Por lo tanto, si optamos por hacer las cosas de forma legal, hay que ser autónomo para vender online.

¿Qué impuestos deben pagar los trabajadores autónomos?

Antes de abrir una tienda online, también hay que tener en cuenta los impuestos que hay que pagar.

En España, los trabajadores autónomos pagan dos tipos de impuestos, el IVA (21 %) y el IRPF. El porcentaje del IRPF es de un 15 %, sin embargo, los dos primeros años desde el alta como autónomo es posible pagar una cuota reducida de un 7 %.

Si eres una empresa, también deberás pagar el impuesto de sociedades que equivale a un 25 %, aunque durante el primer año y el siguiente solo aportarás un 15 %.

Además de estos dos impuestos, los autónomos están obligados a pagar una cuota mensual cada mes a la Seguridad Social.

Dicho esto, veamos si se puede vender online sin ser autónomo.

Ofrecer productos o servicios con ánimo de lucro por internet sin estar dado de alta como autónomo es ilegal, aun así, son muchos los emprendedores que toman esta decisión al empezar un nuevo negocio. ¿La principal causa? No pueden permitirse pagar el costo que conlleva ser autónomos. Casi nadie se da de alta al principio, a no ser que ya tenga un capital ahorrado que puede invertir en el negocio. Esta práctica puede tener consecuencias graves, ya que algún día podría llegarte una inspección por parte de Hacienda obligándote a dejar de vender o a darte de alta como autónomo con una multa.

A continuación, te ofrecemos algunas alternativas para evitar vender online sin ser autónomo.

Las alternativas legales para vender online y reducir los costes iniciales

La mejor opción es acogerse a la tarifa plana de 60 euros durante el primer año como autónomo. Es una solución legal que te ofrece un margen de tiempo para conseguir beneficios. A partir del segundo año, la cuota irá aumentando poco a poco hasta alcanzar los 294 euros al mes.

Otra alternativa es compatibilizar el paro con tu negocio y acogerte a todas las posibles ayudas que te corresponden.

Por último, existe una solución semilegal que consiste en darte de alta en Hacienda pero no en la Seguridad Social; de esta forma, podrás emitir facturas sin tener que pagar la cuota de autónomo ni el IRPF. Ten en cuenta, sin embargo, que corres el riesgo de que te llegue una inspección de Hacienda

Por lo tanto, ¿es legal vender en internet sin ser autónomo? La respuesta es no, no es legal, por lo que te recomendamos que optes por una de las alternativas mencionadas arriba o empieces un negocio cuando ya tengas un capital ahorrado para sostener los gastos iniciales hasta tener un volumen de ingresos decente.

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas insistiendo en el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido. 

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.