Skip to content
Go to GoCardless homepage
TarifasDesarrolladores
Iniciar sesiónRegistrarse

Transferencias SEPA: qué son y cómo se hacen

La zona única de pagos en euros (conocida como SEPA por su acrónimo en inglés) es la iniciativa impulsada por los países y gobiernos de la Unión Europea para simplificar las transferencias bancarias. Este sistema permite que ciudadanos, empresas y otros agentes económicos puedan efectuar y recibir sus pagos nacionales e internacionales en euros, en las mismas condiciones y con los mismos derechos y obligaciones, sin importar el lugar donde se encuentren.

La iniciativa, en vigor desde febrero de 2014, era el siguiente paso lógico en el proceso unificador que empezó en 2002 con la adopción de la moneda única. La introducción del euro permitió simplificar los pagos en efectivo, pero aún quedaba por encontrar una solución para optimizar las transferencias electrónicas. Con ese objetivo se trabajó en la creación de unos instrumentos de pago para eliminar barreras en los pagos internacionales: ahora todos los pagos son SEPA.

A día de hoy, la lista de países SEPA incluye los 28 estados miembros de la Unión Europea, más Suiza, Islandia, Noruega, Liechtenstein, Andorra, Mónaco, San Marino y Ciudad del Vaticano. 

¿A qué instrumentos de pago afecta la zona SEPA?

La zona SEPA regula tres instrumentos de pago:

  • Las transferencias bancarias SEPA para facilitar los pagos electrónicos.

  • Los adeudos directos SEPA para pagos únicos o recurrentes.

  • Las tarjetas de crédito o de débito con un chip para retirar efectivo en cualquier cajero.

¿Cómo se hace una transferencia SEPA?

Las transferencias SEPA se han convertido en un instrumento de pago muy común. Sus principales características son: 

  • Permiten enviar dinero a cuentas de los países de la Zona SEPA estés donde estés.

  • Se efectúan siempre en euros, con lo que te ahorras la comisión por cambio de divisa.

  • Tardan un máximo de un día laborable en completarse.

  • No hay diferencias entre las transferencias nacionales e internacionales, por lo que una transferencia a otro país te costará lo mismo que una nacional.

  • Puedes escribir un concepto de hasta 140 caracteres como máximo.

  • Para hacer una transferencia SEPA solo necesitas saber el código IBAN tanto de tu cuenta como del beneficiario, el nombre del receptor y el importe. 

¿Dónde puedo encontrar mi código IBAN?

En primer lugar, para realizar una transferencia bancaria SEPA necesitas conocer el formato de tu código IBAN. Con la migración a la zona SEPA, España sustituyó el antiguo Código Cuenta Cliente (CCC) por el código IBAN (International Bank Account Number en inglés), un código alfanumérico de un máximo de 34 caracteres: 

  • Dos letras iniciales que identifican el país. El código de país para España es “ES”.

  • Dos dígitos de control para verificar el código IBAN.

  • Los números restantes identifican tu cuenta bancaria y coinciden con el Código Cuenta Cliente.

Hay varias formas de encontrar el código IBAN de tu cuenta bancaria. La más sencilla es acceder al servicio de banca electrónica de tu banco desde tu ordenador o móvil y consultar el código internacional de tu cuenta. También puedes acercarte a una oficina de tu banco o caja de ahorros y solicitar el código al personal. Por lo general el código IBAN también suele aparecer en varios tipos de documentos que puedes tener en casa, como extractos bancarios, talonarios o libretas.

¿Cuáles son las ventajas de las transferencias SEPA?

La implementación de la SEPA trajo una serie de ventajas para todo tipo de usuarios, tanto particulares como autónomos y empresas. 

La simplificación de las transferencias internacionales te permite utilizar una única cuenta bancaria para centralizar todas tus operaciones en euros dentro de la zona SEPA. Ya no necesitas abrir una cuenta en cada país para realizar gestiones con tus clientes o proveedores internacionales, con lo que además se reducen las diferencias en las comisiones bancarias realizadas en Europa.

Con la estandarización de los formatos de pago, también se consigue igualar las condiciones de todas las operaciones (nacionales y transfronterizas) y mejorar la facilidad, eficiencia y seguridad de las transacciones.

 Además, el objetivo de SEPA es impulsar la innovación y el desarrollo de otros servicios de valor añadido, como la facturación electrónica y los pagos a través del teléfono móvil o de internet. Gracias a la digitalización y el desarrollo de nuevas tecnologías, es posible mejorar la seguridad de las transacciones, reducir el fraude, y desarrollar servicios añadidos.

Siempre a tu disposición

GoCardless te ayuda a gestionar todas tus transacciones de forma fácil y rápida desde nuestro panel o a través de nuestras integraciones con otros servicios de contabilidad y facturación. Habla con nuestro equipo para obtener más información sobre cómo optimizar la administración de tu negocio.