Skip to content
Go to GoCardless homepage
TarifasDesarrolladores
Iniciar sesiónRegistrarse

Se puede facturar sin ser autónomo?

Escrito por

Última ediciónene 20223 min de lectura

¿Acabas de abrir tu negocio pero todavía tienes pocos ingresos? Esta es una situación bastante corriente para muchos nuevos autónomos que llegan a plantearse si es posible facturar a sus clientes sin tener que darse de alta.

La respuesta es muy ambigua y más complicada de lo que parece. En esta guía te explicamos las condiciones que debes cumplir para poder facturar sin ser autónomo y los posibles riesgos y sanciones que esto conlleva. 

La respuesta corta es: sí, pero con límites.

La propia normativa laboral no llega a ser del todo clara al respecto. Se permite hacer facturas sin estar dado de alta como autónomo, pero para ello es obligatorio cumplir una serie de requisitos básicos que, muchas veces, se amparan en una especie de vacío legal.

Es cierto que cotizar en la Seguridad Social y poder optar a una serie de prestaciones, como la jubilación o el paro, es esencial para cualquier trabajador. No obstante, hay varias situaciones en las que los bajos ingresos de un autónomo suponen un gran obstáculo para hacer frente al pago de la cuota y de los impuestos o para que su actividad sea rentable. 

Todas estas causas llevan a la aparición de la economía sumergida, que afecta a ciertos perfiles de autónomos:

  • Autónomos que compaginan su actividad de forma esporádica o a tiempo parcial con un trabajo por cuenta ajena.

  • Falsos autónomos obligados a darse de alta y que trabajan para otras empresas bajo condiciones precarias.

  • Empresarios con negocios que todavía no son rentables, que están en crisis, con problemas de cobros morosos o retrasados o que tienen graves problemas para cubrir los costes de la Seguridad Social.

Cuándo no se puede facturar sin ser autónomo

El artículo 11 del Estatuto del Trabajo Autónomo define el concepto de trabajador autónomo así:

Aquellos que realizan una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales.

Siempre que se cumplan todas estas condiciones, será obligatorio darse de alta como autónomo tanto en la Seguridad Social como en Hacienda para poder emitir facturas. 

Tampoco es legal registrarse únicamente en Hacienda. Los dos organismos mantienen una comunicación fluida y es muy posible que detecten la irregularidad al cruzar los datos, con la pertinente sanción por fraude. 

Sanciones por emitir facturas sin ser autónomo

Muchos autónomos tratan de acogerse a la vaga definición que hace el Estatuto sobre qué es una «actividad predominante y habitual», pero es una condición muy relativa que en algunos casos ha acabado llegando a los juzgados. 

Ante los casos de ilegalidad, las posibles sanciones pueden llegar a alcanzar cifras nada desdeñables. Además de la multa por cometer un fraude fiscal, la Seguridad Social obliga al autónomo a darse de alta para regularizar inmediatamente su situación y abonar todas las cuotas atrasadas con un recargo del 20 %. También se pierden todas las bonificaciones a las que hubiera podido optar el autónomo, como la tarifa plana de 60 € durante el primer año de actividad y la reducción por tramos de la cuota en los meses posteriores.

Cuándo sí es posible facturar sin ser autónomo

A raíz de la ambigüedad de los Estatutos al respecto, se han establecido tres condiciones para poder hacer facturas sin ser autónomo:

  • Que la actividad económica se desarrolle de forma ocasional y no habitual.

  • Que no sea la ocupación principal del trabajador.

  • Que no genere ingresos mensuales superiores al SMI (Salario Mínimo Interprofesional).  

De forma estrictamente legal, es obligatorio estar dado de alta para facturar. Cumplir estos requisitos evita posibles problemas con Hacienda, pero no elimina del todo el riesgo de recibir una sanción.

Además, si es tu primera vez como autónomo o han pasado dos años desde la fecha en que te diste de baja por última vez, puedes solicitar la tarifa plana durante el primer año. También puedes informarte sobre otras ayudas de tu Comunidad Autónoma para que el pago de la cuota sea más asequible mientras tu negocio sale a flote.

Qué hacer para emitir facturas sin ser autónomo

Que no seas autónomo no significa que no tengas que realizar ningún trámite:

  • Tendrás que seguir dándote de alta como autónomo en Hacienda rellenando el modelo 036.

  • Seguirás estando obligado a cumplir tus obligaciones fiscales y declarar los ingresos obtenidos por IVA (modelos 303 y 390) e IRPF (modelo 130).

Una vez hayas completado el alta en Hacienda, ya podrás empezar a facturar. Recuerda: intenta no emitir facturas de forma recurrente, ni todos los meses ni de la misma cantidad. 

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas insistiendo en el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido.

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.