Skip to content
Abre la barra lateral de navegación del sitio
Go to GoCardless homepage
Tarifas
Iniciar sesiónRegistrarse

Qué es una transferencia ACH

Escrito por

Última ediciónfeb 20223 min de lectura

¿Alguna vez has oído hablar de transferencias ACH? Estas transferencias consisten en enviar dinero entre bancos a través de la cámara de compensación automatizada.

En este artículo, profundizaremos más sobre el tema, y te explicaremos en mayor detalle qué es una transferencia ACH y cómo funciona.

¿Qué significa ACH?

ACH es el acrónimo inglés de Automated Clearing House o “cámara de compensación automatizada”, por su traducción al español. Se trata de una red que se utiliza para enviar dinero entre bancos de forma electrónica.

Puntos clave: 

-          La red ACH lleva existiendo desde los años setenta.

-          En 2020, ACH transfirió más de 61,9 trillones de dólares de fondos.

-          Hay varios tipos de transacciones: gubernamentales, B2B, privadas e internacionales.

Qué es una transferencia ACH

Una transferencia vía ACH es una transferencia electrónica de fondos que se realiza de una cuenta bancaria a otra. Este tipo de transferencia se realiza únicamente a través de la red ACH y no desde tarjetas de débito o crédito. Se usan para todo tipo de transacciones, desde el pago de las nóminas, depósitos directos de cheques hasta pagos recurrentes mensuales.

Las transferencias ACH también son utilizadas por muchos servicios de pago en línea, por ejemplo servicios de pago de facturas proporcionados por bancos y cooperativas de crédito.

Tipos de transferencias ACH

Existen dos tipos de transferencias ACH:

-          Transferencias de débito

-          Transferencias de crédito

Se diferencian por la forma de transferir dinero entre cuentas. Las transferencias de crédito ACH envían dinero a una cuenta, por ejemplo cuentas bancarias de familiares y amigos. En el caso de transferencias a empresas, son los clientes los responsables de iniciar un proceso de pago.

Las transferencias de débito, por el contrario, extraen dinero de una cuenta. Si hay pagos recurrentes, la empresa a la que pagas se encarga de realizar una transferencia de débito para extraer el dinero de tu cuenta.

Diferencia entre transferencias ACH y transferencias bancarias

Cada método tiene sus propias características y ventajas, dependiendo de las necesidades de clientes y empresas.

Con el método de pago ACH, se envía dinero a un intermediario, la cámara de compensación automatizada, que a su vez transfiere la cantidad a la cuenta indicada después que el banco del remitente liquide los fondos. Al haber un intermediario, tardará varios días en completarse y el remitente deberá pagar por la transferencia y las tarifas del tipo de cambio.

En el caso de las transferencias bancarias, no existe intermediario, por lo que el dinero se envía directamente de una cuenta a otra. Es una solución más rápida y solo tarda uno o dos días hábiles en realizarse, dependiendo de la ubicación y de los términos y condiciones de la cuenta del destinatario.

Las ventajas de las transferencias ACH para las empresas

Realizar transferencias por ACH ofrece diferentes ventajas para las empresas. Son rápidas y más fáciles de gestionar. Muchas empresas aceptan pagos con tarjeta, sin embargo, las tarifas de tramitación suelen ser altas (2-4 % por transacción).

El coste de una transferencia ACH es inferior y la empresa ahorra considerablemente si tiene configurados cobros recurrentes.

Otra ventaja es que este método influye de manera positiva en la tasa de conversión y en la relación con los clientes porque facilita el proceso de pago. En caso de que haya que facturar de forma recurrente, los pagos, se pueden automatizar de modo que el cliente no tenga que preocuparse por pagar una factura.

A pesar de que las tarjetas de crédito también ofrecen la posibilidad de pagar online o con smartphone, el sistema ACH es una alternativa útil para aquellos clientes que prefieren no dar los datos de su tarjeta o que, simplemente, no cuentan con una.

La transferencia vía ACH no solo beneficia a las empresas, sino también a los clientes. Es un sistema sencillo y, además, se puede automatizar para no tener que estar esperando las facturas.

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas reclamando el cobro de tus facturas pendientes. 

Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido.  

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio.