Skip to content
Abre la barra lateral de navegación del sitio
Go to GoCardless homepage
Tarifas
Iniciar sesiónRegistrarse

Cómo domiciliar los recibos a tus clientes

Escrito por

Última ediciónmar 20222 min de lectura

¿Malgastas tiempo y esfuerzo reclamando a tus clientes el cobro de las facturas atrasadas? Hay otros métodos más rápidos y eficaces para cobrar tus facturas directamente de la cuenta bancaria de tus clientes: los recibos domiciliados. Si no sabes cómo funcionan, en esta guía te explicamos cómo domiciliar un recibo paso a paso.

Qué es un recibo domiciliado

Un recibo domiciliado es un método de pago muy utilizado por las empresas que te permite hacer un cargo directamente en la cuenta bancaria de tu cliente de forma puntual o periódica. Mediante la domiciliación bancaria, tu cliente te autoriza a emitir recibos domiciliados y cobrar la cantidad acordada sin necesidad de tener que aprobar cada cobro manualmente.

Seguramente ya utilizas los recibos domiciliados en tu día a día para pagar cada mes la factura de la luz, el agua o el gas, pero ¿sabías que también puedes domiciliar los recibos de los clientes para tu negocio? Te explicamos cómo hacerlo.

Cómo domiciliar un recibo paso a paso

Sin importar el método que elijas para domiciliar tus recibos, antes de pasar a tus clientes a la domiciliación bancaria necesitas una orden de domiciliación o mandato SEPA de tu cliente que te autorice a retirar fondos de su cuenta.

Obligatorio: el mandato SEPA

El mandato SEPA (u orden de domiciliación bancaria) es un documento firmado por el cliente en el que autoriza a su banco a realizar los pagos por los productos o servicios prestados a través de un recibo domiciliado. Para que el mandato sea válido, debe incluir los siguientes datos:

  • Referencia del mandato (un código alfanumérico de 35 caracteres)

  • Datos del proveedor

  • Datos del cliente

  • IBAN o BIC del cliente

  • Modo de pago indicando si es recurrente o puntual

  • Fecha y lugar

  • Firma del cliente

Cómo domiciliar los recibos en el banco

 Este método es el más tradicional y ocupa más tiempo, ya que tendrás que preparar las hojas de cálculo o las remesas bancarias de forma manual. Los pasos para domiciliar un recibo en el banco son los siguientes:

  1. Solicitar el mandato SEPA a tu cliente. Envía a tu cliente un mandato en blanco que cumpla los requisitos SEPA (puedes consultar un ejemplo de nuestro mandato digital GoCardless) y en el que se indiquen los datos obligatorios que mencionamos en la sección anterior. El formulario se puede rellenar en papel, por internet o por teléfono.

  2. Enviar el mandato al banco del cliente para que efectúe los futuros pagos. 

  3. Empezar a recibir los pagos de tus clientes según la cantidad, la fecha y la periodicidad acordados.

Ventajas de domiciliar los recibos con GoCardless

 Con GoCardless puedes automatizar el proceso para domiciliar los recibos a tus clientes, agilizando así los trámites administrativos. Nuestro servicio automatiza y simplifica el proceso de gestión de los mandatos de adeudo directo SEPA para que ahorres tiempo y evites los errores humanos que puedan ocurrir.

La API de GoCardless se integra de forma transparente con tu programa de contabilidad favorito para que puedas automatizar el envío de las remesas al banco. De este modo, lo único que tienes que hacer para domiciliar un recibo es dar de alta a tu cliente en el sistema y programar los pagos. Puedes configurarlos para que se cobren de manera puntual o periódica y para que la cantidad sea fija o variable. Tu cliente recibirá una notificación antes de cada cobro, pero no tendrá que hacer nada más.

Si se produjera algún pago fallido, te lo notificaremos automáticamente y reintentaremos el cobro. No te preocupes por los costes: con GoCardless tanto tú como tu cliente ahorraréis dinero. Solo te cobraremos por las transacciones efectuadas con éxito, y tu cliente evitará tener que pagar intereses de demora por retrasos en el pago.

Empieza a disfrutar de las ventajas de utilizar GoCardless para gestionar tus recibos domiciliados.

Siempre a tu disposición

Sea cual sea el modelo de comercio electrónico que mejor se adapte a tu negocio, en GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas reclamando el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido.

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.