Skip to content
Abre la barra lateral de navegación del sitio
Go to GoCardless homepage
Tarifas
Iniciar sesiónRegistrarse

Margen de seguridad: concepto y fórmula para calcularlo

Escrito por

Última edicióndic 20212 min de lectura

Antes de invertir nuestro dinero en bolsa, es importante analizar varias cuestiones para poder tomar una decisión informada. El margen de seguridad es uno de los conceptos más importantes que debemos tener en cuenta, ya que es una herramienta básica para reducir el riesgo de nuestras inversiones financieras y aumentar su rentabilidad futura. Te explicamos qué es el margen de seguridad y cómo calcularlo.

Definición del margen de seguridad

El término “margen de seguridad” fue acuñado por Benjamin Graham, el inversor conocido como el padre del value investing o inversión en valores. En su libro “El inversor inteligente”, publicado en 1949, Graham dedicó un capítulo completo a desarrollar este concepto. 

El margen de seguridad se define como la diferencia entre el precio de cotización de un activo y su valor intrínseco o real. En otras palabras: cuanto mayor sea esta diferencia, mayor será el margen de seguridad de nuestra inversión frente a la incertidumbre y las fluctuaciones del mercado.

El valor intrínseco es una estimación compleja y aproximada del valor de la empresa. Los analistas lo calculan en base a datos financieros como las partidas de gastos e ingresos, la calidad de la gestión, las últimas noticias relacionadas con el sector, la liquidez y la solvencia de la compañía, entre otros factores. 

Una vez que hemos obtenido el valor hipotético de una acción, debemos compararlo con el precio real al que cotiza en el mercado. Dependiendo de la diferencia entre ambos valores, se pueden dar tres casos:

  • Cotización cara: el precio de cotización es superior al valor intrínseco.

  • Cotización justamente valorada: el valor intrínseco y el de cotización son iguales o muy aproximados.

  • Cotización barata: el precio de cotización está por debajo del valor intrínseco.

Fórmula para calcular el margen de seguridad

Conociendo el precio de cotización de un activo y su valor intrínseco, ya podemos hacer el cálculo. El margen de seguridad se calcula utilizando una sencilla fórmula matemática:

Margen de seguridad = [1 - (precio de mercado / valor intrínseco)] x 100

Veámoslo mejor con un ejemplo.

Supongamos que un inversor hace un estudio del valor intrínseco de la compañía en la que quiere invertir y descubre que el valor real de esas acciones es de 10 €, pero el precio de cotización actual es de 9,50 €.

[1 - (9,50 / 10)] x 100 = 5 % de margen de seguridad

Ante este margen tan pequeño, decide no asumir riesgos y esperar a que el precio de las acciones baje. Pasado un tiempo, el precio de cotización de las acciones de la empresa disminuye a 7 €.

[1 - (7 / 10)] x 100 = 30 % de margen de seguridad

Ahora sí, comprar las acciones con este margen mayor le dará al inversor un poco más de colchón frente a las posibles caídas del mercado.

¿Por qué es importante calcular el margen de seguridad?

El margen de seguridad es una herramienta importante para aumentar la rentabilidad de las operaciones, ya que el cálculo nos permite identificar las compañías infravaloradas por las que podemos apostar en nuestras inversiones. Aprovechar la oportunidad para comprar acciones baratas en un determinado momento nos aportará mayores beneficios cuando el precio de las acciones vuelva a corregirse con el tiempo y se acerque más al precio real.

Pese a todo, es fundamental tener en cuenta que un alto margen de seguridad no siempre garantiza al cien por cien que podamos evitar pérdidas, pero sí nos ayuda a minimizarlas. No debemos olvidar que las estimaciones del valor intrínseco de un activo no dejan de ser puros cálculos hipotéticos: aunque estén respaldados por análisis financieros, no eliminamos por completo el riesgo de equivocarnos. 

Conocer el margen de seguridad nos permite controlar el riesgo frente a las fluctuaciones del mercado, que pueden deberse a diferentes eventos más allá de nuestro control, como los cambios en el sector industrial o las crisis económicas.

Siempre a tu disposición

En GoCardless te ayudamos a gestionar todos tus cobros recurrentes y agilizar los procesos administrativos, reduciendo el tiempo que pasas insistiendo en el cobro de tus facturas pendientes. Además, también te ofrecemos una amplia selección de integraciones para que conectes GoCardless con tu software de contabilidad preferido. 

Cuando no necesitas procesar montañas de facturas en papel, localizar transferencias y hacer una reconciliación bancaria laboriosa, tienes más tiempo para dedicarlo a expandir tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo y descubre cómo puedes mejorar la tramitación de los cobros para tu negocio.