Skip to content
Go to GoCardless homepage
TarifasDesarrolladores
Iniciar sesiónRegistrarse

¿Qué es el orden de domiciliación de adeudo directo SEPA?

El adeudo directo SEPA, llamado también mandato, es un servicio de pago que permite efectuar, de manera sencilla, un cargo en la cuenta del deudor, identificándola a través de un código IBAN.

Se trata de un acuerdo paneuropeo entre acreedor y deudor cuyo objetivo es llevar a cabo transacciones seguras entre los países de la Unión Europea. El adeudo directo, de hecho, es un sistema que requiere la autorización, tanto por parte del acreedor como por parte de la entidad financiera del deudor.

¿Cuáles son las modalidades de adeudo directo SEPA?

Existen dos modalidades de adeudo: el adeudo directo SEPA B2B y el adeudo directo SEPA Core. 

SEPA B2B vs SEPA CORE

La principal diferencia es que SEPA B2B se ha creado específicamente para las transacciones emitidas entre entidades jurídicas, es decir entre no consumidores, ya sean empresas o autónomos mientras que la segunda modalidad permite realizar cobros desde la cuenta del deudor, ya sea consumidor, empresa o autónomo. 

La modalidad CORE es obligatoria para todos los bancos que ofrezcan el servicio de domiciliación bancaria en euros, mientras que el esquema B2B es opcional y no estará disponible en todos los bancos.

Otra diferencia se encuentra en el periodo de devolución de los recibos. Para el adeudo SEPA Core, si el deudor autoriza la emisión del recibo, el plazo es hasta ocho semanas, mientras que si el pago no está autorizado, la devolución podría extenderse hasta los trece meses.

En el caso del adeudo directo B2B, el plazo de devolución es a los dos días hábiles posteriores al vencimiento, lo que contribuye a gestionar y a reducir el riesgo de morosidad de las empresas.

¿Cómo decidir qué modalidad adoptar?

Para saber cuál es la modalidad que nos pueda venir mejor, según nuestras necesidades, hay que tener en cuenta los clientes con los que trabajas.

Si el pagador del recibo es un particular, estaremos obligados a utilizar la modalidad básica. Si trabajas con empresas y autónomos, el esquema B2B podría funcionar, pero solo si el cliente en cuestión suele responder con agilidad a las comunicaciones y esté disponible fácilmente; de lo contrario, el sistema se demostrará ineficiente puesto que tardaría mucho en autorizar el pago. 

Sin embargo, para clientes que sean malos pagadores, es una modalidad eficaz porque no podrán devolverse los pagos, a no ser que haya problemas técnicos (falta de liquidez en la cuenta) o el pagador demuestre que no aceptó el mandato.

¿Cuáles son las características de un adeudo directo SEPA?

La domiciliación bancaria es una modalidad de pago que presenta características y condiciones específicas.

En primer lugar, cabe destacar que los adeudos directos siempre son en euros y están destinados a países de la zona SEPA (Single Euro Payments Area). 

El adeudo requiere siempre la existencia previa de una autorización por parte del deudor. Dicho consentimiento se denomina “mandato” u “orden de domiciliación” y contendrá los datos necesarios para que el acreedor realice un adeudo directo SEPA. En el caso de que haya una modificación de dichos datos, se deberá indicar la información actualizada.

Los adeudos directos se presentan con antelación a la fecha de cobro y el plazo variará según el tipo de operación, es decir, una operación única, la primera operación de una serie de adeudos recurrentes o un adeudo de una serie de adeudos recurrentes.

Un adeudo directo SEPA deberá, además, incluir algunos datos obligatorios:

  1. El tipo de esquema, core o B2B.

  2. La referencia única de la orden de domiciliación.

  3. Nombre y dirección del acreedor.

  4. Nombre y dirección del pagador titular de la cuenta de cargo.

  5. Códigos IBAN de la cuenta del deudor y BIC de la entidad financiera correspondiente.

  6. Tipo de pago (único o recurrente)

  7. Lugar y fecha

  8. Firmas

¿Qué ventajas aporta el adeudo directo SEPA?

La domiciliación supone una mayor agilidad y una gestión más eficaz de los pagos. Las ventajas son múltiples, por ejemplo, permite centralizar todos los pagos en euros en una única cuenta bancaria, lo que se traduce en una mejor gestión contable por parte de la empresa. 

Gracias al SEPA, además, cualquier operación que se realice entre los países miembros estará sujeta a las mismas condiciones que las transferencias nacionales, de esta manera, todo será gestionado con una mayor eficiencia gracias a la aplicación de normas estándares comunes.

Los usuarios también, tanto empresas como particulares, se benefician de este servicio gracias a una mayor protección y a la eliminación de los obstáculos en la realización de transferencias internacionales, además de una mayor facilidad operativa al necesitar una cuenta única para gestionar todos los pagos.

Siempre a tu disposición

GoCardless ofrece servicios financieros rápidos y seguros para empresas. Descubre cómo podemos ayudarte con la facturación y cobros recurrentes o ponte en contacto con nuestro equipo de expertos para obtener más información.